Menu

Estancias

Estancias - Can Julià

 

Can Julia es un lugar ideal para estancias de grupos que necesiten un lugar donde concentrarse y profundizar en las diferentes lineas de conocimiento relacionadas con actividades de desarrollo humano, crecimiento personal, filosofía, actividades espirituales y de salud, así como actividades artísticas, educativas y culturales. A lo largo de nuestra experiencia en Can Julià, hemos adaptado cada espacio para renovarlo y darle la función que precisa cada grupo en cada momento.

La proximidad de la Masía Can Julià a Barcelona y a sus recintos feriales y exposiciones comerciales permiten que, por su fácil comunicación y acceso, sea un lugar ideal para alojarse cuando se dan este tipo de eventos. La tranquilidad, la calma y sus alrededores naturales permiten descansar de un agitado día de trabajo para levantarse renovado a la mañana siguiente y poder continuar con las obligaciones profesionales. Y si desea conocer más acerca de Barcelona, nuestro equipo pone a su disposición visitas guiadas para recorrer esta increíble ciudad.

Para quienes desean realizar un turismo menos convencional y más creativo, Can Julià te invita a conocer nuevas posibilidades para descubrir y crear nuevas perspectivas. A través de nuestros talleres te enseñamos la importancia de la observación, la percepción, la profundización y la expresión para conseguir elevar estas capacidades y resolver así de manera mas asertiva las necesidades que la vida nos reclama. Un nuevo modelo de turismo basado en el equilibrio y el aprendizaje con una amplia oferta de programas que te ayudaran a potenciar tu creatividad además de estar en contacto con la naturaleza.

Can Julià fue, antiguamente, una de las fincas agrícolas más importantes de la comarca del Baix Llobregat como centro productor de cereales, árboles frutales y viñedos. A finales del siglo XIX esta actividad vinícola dio lugar al nacimiento de los vinos Bach. La masía mantiene la estructura de prensas, lagares, piedras de molino y las antiguas bodegas que se alzan como testimonio de un pasado vinícola y agrícola. Las distintas salas han sido reutilizadas para las diversas actividades así, por ejemplo encontramos el patio central que se ha convertido en un lugar ideal donde relajarse o la chimenea que sorprende por sus grandes dimensiones y ahora se usa como lugar para recogerse, calentarse y tener grandes conversiones en su interior.

La calidez de la casa invita a pasar estancias confortables y acogedoras para un contacto íntimo y personal con la naturaleza, nuestro equipo te ofrece la posibilidad de combinarlo con una estancia creativa y junto a una atmósfera de serenidad y tranquilidad, disponer de un espacio para la reflexión, el aprendizaje y hacer de todo ello una estancia inolvidable. Paseos, excursiones y recorridos por rutas verdes complementarán aún más vuestra experiencia.